Archivo de la etiqueta: Tantra

Tantra

¿Que es el Tantra?
Según Swami Satyananda, el vocablo Tantra está compuesto por dos palabras Tanoti y Trayati. Tanoti quiere decir expandir, extender y Trayati significa libertad o liberar. Así Satyananda define el Tantra como la ciencia de la “expansión de la conciencia” y la “liberación de la energía”.

Ese es el objetivo del Tantra o dicho con otras palabras lograr la unión “Shiva/Shakti” Shiva es la Consciencia Pura y reside en el centro superior de la cabeza, sahasrara chakra. Shakti es la energía Kundalini, que yace dormida en la raíz de la columna vertebral, en muladhara chakra y que una vez despertada mediante los métodos tántricos asciende por el canal energético espinal (shusuma nadi) hacia el encuentro y fusión con Shiva. La unión de Shiva y Shakti (consciencia y energía) en el chakra superior de la cabeza produce el despertar de todo el cerebro y la iluminación.

Origen del Tantra:

El origen del Tantra se remonta a los primeros días de la humanidad. Es un sistema que se desarrolló naturalmente con el hombre al tiempo que éste iba adaptándose a nuevas situaciones y formas de vida. No se debe a la inspiración de una persona, como es el caso de Budismo o de otras religiones y filosofías.

El Tantra en la India adquirió una forma más definida cuando el hombre comenzó a desarrollar la capacidad de escribir, desde entonces se han escrito miles de textos que en ocasiones se contradicen en algunas cuestiones, siendo esto normal, ya que la actitud de la sociedad va cambiando, pero la esencia se mantiene inalterable.

El Hinduismo considera el Tantra como el quinto Veda, el Veda de la edad de hierro, pero la existencia de la ideología tántrica es muy anterior a dichos textos, aunque si es cierto que los primeros”tantras” (textos tántricos) aparecieron posteriormente a los Vedas.

La teoría y la práctica del Tantra están recogidas en los “Tantras” del Hinduismo y del Budismo. Son textos escritos en un lenguaje simbólico y difícil de entender, se presentan como el diálogo entre los amantes Shiva y Devi (Shakti) donde Shiva actúa como maestro respondiendo a las preguntas de su compañera y discípula Devi. En algunos textos se invierten los papeles. Se dice que a lo largo de la historia han existido catorce mil textos tántricos pero en la actualidad quedan tan sólo unos pocos.

En general los”tantras” se estructuran en 4 partes:

  1. Gñana: conocimiento
  2. Yoga: práctica yóguica
  3. Kriya: ritual
  4. Carya: culto y conducta
Tantra y Yoga:
Al contrario de lo que muchas personas pudieran pensar el Tantra y el Yoga no son sistemas distintos. El Tantra es una enseñanza sumamente amplia y abierta que abarca todos los aspectos de la vida humana. El Yoga es una parte del Tantra más específicamente relacionada con entrenar y preparar el cuerpo-mente para obtener equilibrio y niveles profundos de consciencia.  Como dice Swami Satyananda el Tantra es la madre y el Yoga es el hijo .
Hay quien sostiene que el Yoga se originó dentro del marco de la filosofía Samkhya, pero incluso esta filosofía puede considerarse como parte del Shivaísmo de Cashemira, que también forma parte del tantrismo.
La aparente separación que existe entre el Yoga y el Tantra se produjo a causa del lugar que ocupa la sexualidad dentro del tantrismo. En un determinado momento histórico en que las religiones comenzaron a ser muy poderosas, el Tantra fue duramente criticado por su libre aceptación de la sexualidad y de utilizarla como método de transcendencia. Las religiones siempre han negado este aspecto, considerándolo sucio y pecaminoso. En aquellos días difíciles para el Tantra, algunos maestros separaron la práctica yóguica del Tantra para que pudieran sobrevivir y ser socialmente aceptada.
El Tantra no es el ” Yoga sexual” como se le conde vulgarmente. Es el “Yoga de todo”.
El Yoga es unión y el Tantra es unión con todo y en cada momento.

La Actitud Tántrica:

El rasgo más característico es la actitud de aceptación de la vida en su totalidad. El Tantra no rechaza nada de lo que hay en el mundo, acepta todos los senderos y áreas de experimentación “cada cosa tiene su legítima razón para existir” y nos enseña a expandirnos en la experiencia de cada día, celebrándola y viviéndola plenamente como un medio de alcanzar la Conciencia Superior. En cada sentimiento, pensamiento ó acción, está contenida una profunda verdad que, si es experimentada plenamente y con entrega total, llevará a la libertad personal.

El Tantra nos hace una proposición “se uno con todo”. Parte de una concepción de “Ser Humano Integrado” en el que no hay brechas ni fisuras en su interrelación con el mundo ni consigo mismo. Todo es aceptado vivencias, pensamientos y emociones, ya sean positivas o negativas. Al abrirse a cualquier tipo de experiencia y al vivirlas completamente, se está en la vía más directa hacia la trascendencia.
La religión y la moral crearon los conceptos de bueno y malo y con ello nació el conflicto, es una valoración dual que ha llevado siempre a aceptar una parte y negar la otra.

Pero es una falsa interpretación de la mente que produce división en el interior de la persona y origina un tipo de individuo escindido y en permanente contradicción, un individuo que vive solamente una parte, y que se impide a si mismo alcanzar la integración y equilibrio innato a la comprensión de la vida como una totalidad. Todo lo que nos toca vivir es contemplado como una oportunidad de crecer interiormente.

Dos cosas son importantes:

  • Aceptar la vida sin prejuicios
  • Y zambullirse en ella conscientemente

Para el Tantra, el deseo, la ira, los celos, etc no son algo que debamos combatir, pues cuando se adopta una actitud de lucha, se refuerzan dichas emociones y se incrementa el conflicto. La clave está en la plena aceptación y vivencia consciente de esas emociones así la emoción o energía es integrada armónicamente, el mundo y el cuerpo se convierten en un lugar sagrado.

 El Tantra reconoce la particularidad de cada individuo y su posibilidad de progreso en su propia forma. No existe un único sendero para todo el mundo, si no que todos estamos ya inmersos en un proceso de evolución universal en el que cada uno debe encontrar su propia vía.

Base Doctrinal del Tantrismo Hindú:

La Consciencia (Shiva) y la Energía (Shakti) son dos componentes básicos para la creación, conforman una dualidad aparente pero son Uno y lo mismo.
Shiva o Consciencia Pura, representa principio inmanifestado, sin forma. Shakti o Energía es lo manifestado, la forma, el poder dinámico coesencial del Ser.
La raíz de Shakti está en Shiva, no existe diferencia entre ellos pero esto sólo puede vivenciarse en los estados de consciencia superiores.

Shakti posee una triple naturaleza:

  1. Voluntad ( Iccha)
  2. Conocimiento ( Gñana)
  3. Acción (Kriya)
Ella es la creadora del mundo, Shakti es nuestro cuerpo, nuestra mente y todo el universo que nos rodea. Pero todo lo manifestado en su forma Shakti emerge directamente de Shiva.
El objetivo del Tantra es la reintegración del individuo en la Consciencia Pura (Shiva) su fuente original. Para lograrlo es necesario recorrer, en sentido inverso, el camino de la manifestación. La Energía Shakti es el vehículo mediante el cual la consciencia individual se une con la consciencia Pura.