Un paseo por el centro de Milán, algo más que pasta y pizza… Moda & healthy food ❤️

Dos veces al año viajamos a Milán para comprar los zapatos de la colección Calzados Paco para la próxima temporada y conocer todas las tendencias, descubrir en sus calles el contraste entre las prendas más impresionantes de las mejores marcas en los cuidados escaparates y cómo la gente en la calle las combina e interpreta.

Durante el día comemos en la Feria y aunque el menú es variado, el cereal suele ser la base y como ya os he contado más veces yo tengo intolerancia, así que allí siempre como ensalada pero después cuando recorremos el centro voy probando lugares, es mi pasión jajajajajaj comer bien…

Un día perfecto paseando en Milán :

He dormido en Biocity Hotel, un hotel ecológico, para mí es muy cómodo porque está muy cerca de la parada de Sondrio (línea amarilla) esta línea tiene que tiene una buena comunicación y está muy cerca de la Estación Central.

Me gusta poder llegar andando desde la estación al hotel porque los viajes me matan y necesito caminar, más o menos tardo 15 minutos en llegar, es fácil con un mapa.

Tiene además tiene una pequeña sauna muy agradable que viene muy bien después del viaje. Los precios de los hoteles en Milán por noche (en un hotel practicable)  es muy alto y éste es un hotel pequeño de 3 estrellas (la última la consiguió hace sólo un año) tiene una gran relación calidad precio por el momento.

En frente casi del hotel hay una pequeña pizzeria, allí cualquier pizza está super rica, un sitio genial para los precios que tiene. Busca en la carta las empanadillas egipcias, los dueños son egipcios y son deliciosas, son como unas pequeñas calzone rellenas, si llegas de noche y cansado es buena opción y también para llevar… Restaurante San Mina (típica pizzeria con clientes locales donde cenar a gusto cerca del hotel)

El desayuno en Biocity es muy agradable y saludable además tiene especialidad en tartas caseras 💓💓💓 pero yo con lo que me quedo al final es con el café, vaya máquina 😍, que café tan rico!! Y te lo hacen al momento pues es un desayunador con mesas pero también una barra pequeña y encantadora, algo muy familiar pero muy abierto a la vez pues la galería y la terraza permiten que la luz entre en el salón.

Me bajo en Montenapoleone donde están las más importantes tiendas de la milla de oro de la moda, aquí te impregnas de toda la moda internacional de un vistazo y aunque es una sola calle te paras tantas veces y cruzas tanto de un lado de la calle al otro que puedes estar horas jajajajaja…

En medio de la calle se encuentra el Café y Restaurante Illy donde puedes tomarte un magnífico café o unos cuantos porque la carta de variedades de café es larga y también puedes comer allí en la terraza interior, los platos están muy bien elaborados y bien presentados y el menú!??… super Healthy, preparadisimos para las alergias!!!!

Después camino hacia el Duomo las tiendas son ahora de nivel medio como Sisley, Guess, Diesel hasta llegar a la plaza donde las franquicias se adueñan del espacio y donde un Zara enorme de 3 pisos reina entre todas ellas.

.

Quiero descansar un poco por aquí hay una terraza que me encanta suelo venir siempre que puedo.

El Terraze Aperol tiene una carta de dos páginas de vermús y cócteles, tomarse un vermú preparado o un cocktail en una terraza en la tercera planta con el Duomo delante, música electrónica y un aperitivo de patatas fritas caseras recién hechas, chips de zanahoria y taquitos de mortadela y prosciutto… Si por favor!!

A veces hay que esperar 15 minutos para poder entrar mientras se vacía una mesa pero merece la pena.

Después como no visitar la Galería Vittorio Emmanuelle.  Nunca puedo resistirme cuando estoy a bajar a la última planta de las galerías La Rinascentte Center pero si tengo tiempo disfruto del edificio entero, la planta de zapatería es increíble las mejores marcas del mundo están aquí a la venta desde Manolo Blahnik, Louboutin, Prada… Todas juntas en una enorme planta… Te quieres morir allí mismo…

Todo en estas galerías es a lo grande la sección de perfumería es para tener tres días jajajajaja pero en la planta baja para mi hay dos joyas, una la cafetería que después de tanto barullo y tiendas se agradece, un lugar tranquilo y éste es un oasis donde puedes encontrar batidos de frutas naturales, cervezas o cafés… todo con mucho gusto.

En esta ocasión me tomé un zumo de pepino, menta y mango, el aperitivo super sano también y las patatas fritas con picorcito de jengibre… Mmm…

Y la segunda joya es que esta planta se divide más o menos en cuatro secciones, con la cafetería en medio, que me enamoran todas!!

Una, la más sorprendente, está dedicada a los artículos para regalo, de risa y originales, pero nada de horteradas todo con mucho gusto, después está la papelería… ,:)) amo las libretas de calidad, los bolis… porta tablets…

Luego está la zona de decoración de cocina donde puedes encontrar vajillas o bandejas que no encontrarías en otras tiendas son super sorprendentes… todo super diseño.

Es lo que tiene éste lugar, el diseño es el nexo de unión de la planta que termina con un espacio para la tienda MUJI !!! Sí MUJI, has oido bien, y aquí es donde yo recargo las pilas después de 8 horas de feria para poder ir a cenar con otro entusiasmo.,;)

Vamos hacia el restaurante caminando por Vía de la Spiga, esta calle es mágica, es preciosa y tranquila y alberga  tiendas como Lanvin, Moncler, Hermes o Prada  que son mis favoritas pero también unos patios inmensos con sus enorme verjas y columnas, todo es piedra en el centro de Milán, en las bonitas callejuelas que la cruzan puedes encontrar a Channel y Dolce Gabbana, la calle termina en Manzoni donde se encuentra el japonés hacia el que vamos. Hay algo en ésta calle que no puedes dejar pasar, antes de llegar a Manzoni en la acera derecha hay una tienda de mascaras venecianas muy sorprendente, no sé todas las máscaras que puede haber expuestas casi 500… no sé calcular, pero la tienda es sorprente,  bajas por unas escaleras de caracol de tres pisos entre todas esas máscaras… pero si quieres  comprar alguna… prepara la cartera.

…me enamoro de camino viendo zapatos en los escaparates…

Me parece aún temprano para cenar voy a tomar un Sauviñong blanc en el Gran Hotel de Milán, un hotel precioso en el que me encanta parar. Lo conocí hace años porque una amiga compraba aquí el muestrario de John Galliano para niños y yo la acompañaba para ver las joyitas de zapatos del número 25 jajajajaja.

Disfrutando el vino nos ofrecen un aperitivo gratuito de patatas fritas y frutos secos pero también jalapeños rellenos de queso cheddar y minipizzas de bocado, canapés de salmon y rollitos de prosciutto , todo en bandejitas de plata monisimas que agradecimos. Y no sé cómo, después de todo esto el camarero nos invito a la siguiente copa de vino… le debimos de caer en gracia 🙂

Pero es cierto que aquí la atención es exquisita siempre , éste es un opulento Hotel cinco estrellas construido en del s. XlX,  es un placer tomarse un aperitivo en estos salones con decoración clásica, si vas no te pierdas el cuarto de baño en la planta baja 12€ la copa y 10€ la cerveza no está mal teniendo en cuenta el precio medio de Milán y el gran aperitivo que lo acompaña 😋😄

Y aquí al lado, porque ahora nos encontramos en vía Manzoni, nos espera el edificio de Armani que alberga tiendas, hotel y restaurante ARMANI NOBU Milano aquí estamos por fin!!! Llevaba queriendo venir más de tres años, el ambiente es impresionante, un grandísimo espacio con poquísima luz que sale de enormes lámparas rojas que crean una sensación extraña de intimidad en la inmensidad…

La barra en el centro es cuadrada y cada lado puede ser que mida unos 12 metros abajo se puede fumar y por este motivo me recomendaron pedir la reserva arriba en la zona de no fumadores y fue un gran acierto, arriba está la cocina y puedes ver como trabajan el maitre nos guía hacia la mesa, un maitre guapísimo por cierto, cuando entras en el gran salón todos los cocineros a grito japonés te saludan.

El ambiente arriba es igual jamás había comido con tan poca luz casi no veo a mi acompañante pero poco a poco la vista se va acostumbrado y todo esto se vuelve nada en cuanto llega el primer plato… 

Lo primero el vino, curioso nadie te hablaba de bodegas, si no de sabores… como primero habíamos tomado un vino afrutado en barra Alexandro nos pregunta si nos ha gustado o si queremos cambiar y la verdad le comentó que para comer pescado me gusta un vino con menos sabor y el trae un Sauvignon a probar y… Riquísimo… Perfecto que buen comienzo aquí en Italia no me suelen enamorar los vinos…

Cada plato fue un enorme placer, el pescado !!! es increíble que sea en Milán, ciudad sin mar, él más fresco que he comido en años.

Y la elaboración exquisita, no sé los platos que pedí hasta que Alexandro nos advirtió que la cocina cerraba así que le dije pues escoge tu el ultimo !!  ya lo dejaba todo a su elección pues le conté todas mis alergias al pobre…

Al final nos cogimos mucho cariño con tanta risa y tanto hambre…
No fue tanto como esperábamos !!! La cuenta: 188€ 2 personas. 

En el próximo viaje os hablaré del Barrio de Navigli y los Canales Navegables de Milán y del barrio de moda para tomarse el aperitivo el Barrio de Brera.

Además ésta vez me alojo en un Hotel Eco Friendly  con un gimnasio en la última planta con vistas panorámicas que promete ya os contaré se llama E.c.ho. Milano y es el primer hotel ecológico de la ciudad muy chic y con un restaurante de comida bio orgánica con un menú de productos locales de temporada de Milán y el campo de los alrededores… buen viaje.