Remedio natural para la gripe y resfriado

Jengibre, limón y miel, un buen equipo: aporte vitamínico, antioxidante y bactericida con propiedades antisépticas, detox, despeja las fosas nasales, buen expectorante y regula la temperatura corporal

Zumo

  • Un trozo de jengibre fresco (del tamaño de un dedo pulgar). Si no tienes licuadora, te aconsejamos que lo ralles antes de batirlo con batidora convencional.
  • Un limon entero y pelado
  • Una cucharada de miel de abejas
  • 4 tazas de agua

Mezcla todos los ingredientes y toma el zumo en ayunas para reforzar las defensas ahora que llega el frío.

Infusión
Cortar un par de rodajas finas de jengibre y dejar hervir 10-15 minutos (también podemos rallar el jengibre y dejarlo reposar con agua hirviendo dentro de un termo durante 20 minutos). Añade luego el zumo de limón y la miel. Este tipo de infusión nos ayudará a hacer frente a resfriados y gripes.

Remedio rápido
Introduce jengibre en rodajas, limón en rodajas y miel en un frasco con tapa, por ejemplo un bote de conservas vacío. Se formará una gelatina que puedes conservar 2-3 meses en la nevera. Para combatir un dolor de garganta o una ligera molestia, sólo necesitas una cucharada de la mezcla, a la que añadirás agua hirviendo para hacer una infusión.